Páginas vistas en total

sábado, 20 de agosto de 2011

El aire acondicionado, enemigo de la salud

Aunque el aire acondicionado nos ayuda a sobrellevar las altas temperaturas, y nos garantiza más confort, su mal uso puede ser perjudicial para la salud.

Estos sistemas de climatización propician que los virus, bacterias y hongos se esparzan fácilmente por todo el ambiente, provocando la aparición de diversas patologías, especialmente respiratorias, pues cuando se inhala directamente el aire frío, las barreras defensivas del epitelio bronquial se reducen y lo hacen más vulnerable a las infecciones bacterianas y virales.

Los contaminantes del aire más peligrosos que pueden propagarse por sistemas de climatización son: la bacteria legionella phenumophila y los hongos aspergillus niger y aspergillus fumigatus. La primera produce una neumonía que puede provocar la muerte, y los hongos provocan enfermedades respiratorias, como rinitis, asma y neumonía.

Los principales problemas del aire acondicionado surgen con los cambios bruscos de temperatura, que pueden desembocar en sudoraciones e incluso mareos. Otro factor importante es no respetar las instrucciones de mantenimiento y limpieza de los sistemas de aire acondicionado recomendadas por el fabricante.

Algunas de las afecciones que produce el aire acondicionado son:
• Resfriados nasales y catarros
• Faringitis, sinusitis, laringitis, bronquitis, y en casos más severos neumonías.
• Irritaciones dérmicas y rinofaríngeas
• Sequedad en los ojos
• Migrañas a partir de cefaleas
• Irritaciones importantes a quienes hacen uso de lentillas
• Crisis de bronco-espasmo a quienes sufren asma.
• Fiebre del aire acondicionado, una afección que se manifiesta con fiebre, malestar general y dolor de cabeza.

¿Qué hacer para evitar que el aire acondicionado te enferme?

• No pongas la temperatura demasiado baja. La temperatura ideal debería oscilar entre 21ºC y 25ºC dependiendo de la actividad física que se esté desarrollando. Es imprescindible que no se baje a menos de 21ºC.
• Si deseas hacer uso del aire acondicionado mientras duermes, la temperatura adecuada debe rondar los 27ºC. No se recomienda poner una temperatura inferior a 25ºC.
• Cuando estés con el aire acondicionado encendido, Adopta el hábito de respirar siempre por la nariz, pues las fosas nasales se encargarán de calentar y humidificar el aire que inhalamos.
• Asegúrate de que los filtros y conducciones sean limpiados con regularidad.

Afortunadamente hoy en día existen sistemas de aire acondicionado con sistemas de purificación avanzados que se encargan de capturar y eliminar las partículas nocivas, por lo que la buena utilización del aire acondicionado es segura y beneficiosa, siempre y cuando se tomen las medidas preventivas correctas.

1 comentario:

  1. Hola, cuando dices que la temperatura ideal debería oscilar entre 21ºC y 25ºC dependiendo de la actividad física que se esté desarrollando, si no hago actividad física más que estar al frente de un PC, debo tenerlo a 25° entiendo o no?
    A menos actividad física más alta la temperatura y viceversa. Eso es lo que mis compañeros no entienden....

    ResponderEliminar